Todos los que tenemos hijos desearíamos que cada uno de ellos viniera con un manual de instrucciones.

Las herramientas parentales que utilizamos suelen heredadas y han venido de generación en generación. Son las que usaron nuestros padres con nosotros y nuestros abuelos con ellos.  Es así como vamos armando nuestra caja de herramientas. Desafortunadamente hoy en día, el mundo está cambiando constantemente y con ello nos vemos con la necesidad de cambiar, agregar y modificar estas herramientas, pues muchas, si no la mayoría han dejado de ser efectivas.

La Programación Neuro-Lingüística nos brinda una gran variedad de estrategias, herramientas, palabras y comunicación efectiva para enfrentarnos con las dificultades actuales. Lo primero que debemos entender es que cada persona, cada niño, cada adulto es un ser único, y es por eso que muchas veces lo que le funciona a una persona no le funciona al otro. Siempre nos preguntamos, ¿cómo de dos padres con los mismos genes, pueden salir dos, tres o más niños tan diferentes? No vamos a entrar a buscar las razones, lo que si podemos es entender que cada uno es distinto y que lo que le funciona a uno no necesariamente le va a funcionar al otro. De la misma manera que lo que les sirvió a nuestros padres no es lo que nos funcione a nosotros.

Por ahora los dejo con un corto video de cómo con pequeñas palabras que utilicemos podemos crear grandes cambios en las actitudes de nuestros hijos.

ver noticia en Teletica.com

About the Author:

Leave A Comment